Urielo 0.5

Seguro pero cosquilludo

Una mentira muy cómoda

with 2 comments

En estado inconvenienteEl mundo entero odia la dióxido de carbono (CO2) de unos meses para acá, en especial después de que el ex vicepresidente de Estados Unidos, Al Gore, presentó su documental Una verdad incómoda.

La película, premiada por todas partes por mostrar “la gravedad” del colapso ecológico que ha producido la humanidad desde la proliferación de los combustibles fósiles, es un ejemplo muy emotivo —para algunos hasta ingenuo— de la nueva ola internacional de lo políticamente correcto.

Asistir a una reunión con amigos y declarar abiertamente que Gore es un farsante oportunista, que ha venido a sacar raja de un tema viejo polémico incluso entre los científicos, es convertirse en el pedante de la noche.

Es tan cool declararse ecologista y estar contra el cambio climático que Marcelo Ebrard, por citar a un político “progresista”, crítico y de izquierdas, declaró que él y su gobierno, el de chilangolandia, coinciden plenamente con las posturas y recomendaciones propuestas por el demócrata gringo en su documental.

Y no teclearé una letra más sobre lo que postula Una verdad incómoda. Seguro que ustedes ya lo vieron, conocen su discurso. Prefiero ser abogado del diablo y proponerles, saliéndome por completo de la temática ordinaria de esta bitácora, aprovechar la estancia de Al Gore en la Ciudad de México para recomendarles otro documental, que responde a lo propuesto por el gringo.

Se llama El gran fraude del calentamiento global, producido por el controvertido Martin Durkin, famoso por su trabajo en la televisora británica Channel 4. En este trabajo, Durkin pone bajo fuego científico las teorías de que el hombre es el causante del calentamiento global. Con base en el testimonio de científicos políticamente incorrectos, da la idea de que buena parte de lo dicho por Gore en su película es mentira, conclusión que convulsiona el aceptado consenso global.

Los entrevistados de Durkin, todos científicos reconocidos, atacan a la “propaganda” que —alegan— está matando a los pobres del mundo.

Nadie en el documental defiende la teoría del efecto invernadero, sin embargo, reinvidican que el cambio climático es natural, ha estado ocurriendo durante años.

Hace algunos años escribí, para Tendencias de Milenio Diario, un perfil sobre Bjorn Lomborg, un científico danés que se hizo famoso en 2001 por su libro El ambientalista escéptico, en el que sostiene que el diagnóstico catastrofista sobre el calentamiento global, la deforestación y la escasez de agua no está basado en datos comprobados científicamente, a profundidad.

Su postura, como era de esperarse, causó múltiples reacciones, la mayoría denostando su posición crítica. Ahora Lomborg ha vuelto con un paquete de artículos periodísticos para cuestionar duramente las argumentaciones de Gore que, como dice Durkin, están basadas en incoherencias de los científicos.

Según Lomborg, muchas de las apocalípticas sentencias de Gore pueden resultar engañosas, en especial aquella en la que asegura que la humanidad tiene el imperativo moral de actuar sobre el cambio climático desde la postura de que existe un problema. ¿Y no es así?, nos preguntamos.

Gore muestra imágenes de la Antártida y habla de un dramático calentamiento de 2%, ignorando el 98% del territorio que ha sufrido un significativo enfriamiento durante los últimos 35 años. De hecho, según la ONU, durante este siglo la Antártida aumentará su masa de nieve. De igual modo, el político apunta a una disminución del hielo marino en el Hemisferio Norte, pero no menciona el aumento del hielo en el Sur.

“Gore afirma que los brotes de Malaria son resultado del cambio climático. La experiencia demuestra justo lo contrario: hace algunos siglos, durante la corta edad del hielo, la Malaria fue una enfermedad endémica en muchas partes de Europa y en 36 estados de EU; los brotes fueron disminuyendo a medida que aumentaba la temperatura del Planeta.

“Las devastadoras olas de calor que vivió Europa en 2003 han bastado para que Gore llegue a la conclusión de que el CC se cobrará muchas más víctimas. Sin embargo, en el mundo desarrollado, el calentamiento causa menos víctimas que el frío. Sólo en Reino Unido se estima que el ascenso de la temperatura puede cobrarse la vida de dos mil personas en 2050, aunque como resultado habrá 20 mil muertes menos en Francia a causa del frío”, sostiene Lomborg.

Como dice el danés, para ser un político con experiencia, sorprende la ingenuidad de Al Gore. Se conocen muchos desafíos globales que podrían resolverse. Enfermedades que se pueden prevenir, como el SIDA o la malaria, se cobran la vida de 15 millones de personas cada año. La desnutrición afecta a la mitad de la población mundial. 800 millones no tienen acceso a la educación básica. Mil millones viven sin agua potable a su alcance.

¿Entonces, no será que estamos ante un mentira cómoda y no ante una verdad inconveniente?

El video completo de The Great Global Warming Swindle se puede ver completo (una hora ) y con subtítulo en español gracias a Google Video:

http://video.google.com/videoplay?docid=5743091122086850966&hl=es

Written by Uriel

30/07/2007 a 6:24 pm

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Yo siempre lo he dicho, me dicen pedante. Por eso mi auto es 2.4 litros. Saludos! Pásale la liga a La Wera.

    Carlos H. Mendoza

    30/07/2007 at 7:28 pm

  2. perrito-lesionado:

    que buen post!!!!!

    llevo una hora viendo todas tus fuentes!!!! al diablo con mi cierre de mes!!!!!!!

    besos!!!!

    Karla

    02/08/2007 at 9:53 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: