Urielo 0.5

Seguro pero cosquilludo

Autocensura nuestra de cada dia

leave a comment »

Mi admiración por el periodismo argentino nunca bajará de nivel. En especial después de que gracias al servicio de video Google me he convertido en un fan obsesivo (al fin hablamos de argentinos) del programa Caiga quien caiga o simplemente CQC. Por supuesto, nada tiene qué ver con aquella divertida emisión nocturna de espectáculos donde aparecía en doctor Bolawsky y René Franco.
El caso que me atañe es el de un grupo de reporteros, vestidos a la usanza dicromática de Reservoir Dogs, quienes se dedican a molestar a los políticos. Así de simple. Joderlos, para hablar en argentino, hasta el punto de la (casi) humillación.
Sus víctimas preferidas son los militares retirados de la prolongada guerra sucia de los años setenta y ochenta. Comandantes, sargentos y demás tipos siniestros, como el amigo del priista Herminio Blanco, Miguel Cavallo, que pretendía encabezar el frustrado Registro Nacional de Vehículos.
Ver su trabajo a través de las piezas que se pueden descargar al iPod es de envidiarse. La gente de CQC le pregunta al militar dónde tiene secuestrados a los 17 desaparecidos. Y si el implicado se hace el loco, le recuerdan sus nombres. Son incisivos hasta el tuétano.
Pero qué hacer acá, cuando un gobernante pide que los medios seamos “propositivos”, como si la función de periódicos como éste fuera dar recetas de cocina.
Pero nuestros funcionarios tienen la fortuna de la autocensura, ese regalo que han sabido cultivar con una paciencia millonaria desde años y años.

He aquí un buen ejemplo de lo hace el equipo de CQC:

Gotas traicioneras

En mayo de 1996, Jimmie Trejo, ahora presentador de noticias deportivas en Canal 3, apadrinó lo que fue mi debut como parte de un medio de comunicación “formal”.
Como titular de Silbatazo deportivo, Jimmie me invitó a hablar sobre futbol americano al programa que mantenía todos los sábados en Radio Mezquital 96.5. Yo cursaba el cuarto semestre en la Prepa Uno y fue un gusto poder iniciar con él mi carrera en los medios de comunicación.
Desde aquí envío un abrazo generoso y siempre agradecido con Jimmie y Miguel, su productor desde entonces. Uno más a toda la gente de esa querida estación, ejemplo de supervivencia y trabajo en equipo. Fue hace diez años. ¡Qué recuerdos!

uriel.rodriguez@hgo.milenio.com

Anuncios

Written by Uriel

09/05/2006 a 7:29 pm

Publicado en Tinta china

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: