Urielo 0.5

Seguro pero cosquilludo

Las guerritas electorales

leave a comment »

Es claro que las municipales del 20 de noviembre de 2005 le han golpeado muy fuerte a la verdadera dirigencia del PRI en Hidalgo.
El inicio de campañas de sus candidatos a legisladores ha dejado un olor de urgencia, un dejo que se mantendrá en el aire hasta el 2 de julio debido a que reconocen que pueden perder la mayoría en la bancada hidalguense.
Si dejar de ser la fuerza absoluta en los municipios les duele en su alma totalitarista a los tricolores, la posibilidad de perder cuatro de las siete diputaciones federales ha puesto de pestañas a los estrategas políticos del Revolucionario Institucional.
Por eso ya fluye el dinero para los escribidores de noticias. Poco a poco, en periódicos y revistas, en radio y televisión, sólo habrá “miles de personas entusiastas apoyando al candidato tricolor”, mientras que la oposición será tachada de marginal, intolerante, poco atractiva para los votantes. En el PRI gustan de promover estas realidades de blanco y negro.
Sin embargo, y el ejemplo de las elecciones municipales de noviembre es aleccionador, el voto se gana con trabajo de a pie, de recomendación de boca a boca, cada vez menos con medios e información pagada, mucho menos con panfletos espanta-ingenuos.
En Tulancingo, las brigadas civiles del PRD asistían hasta dos veces por semana a las casas de los posibles votantes, les insistían sobre las ventajas de elegir a Ricardo Bravo como alcalde y, sin regalar cobijas o despensas como hizo el PRI hasta la madrugada del 19 de noviembre, consiguieron aniquilar a sus opositores.
La semana pasada, justo en Tulancingo, varias cuadrillas de “desconocidos” regalaron ejemplares enrollados del periódico pachuqueño El Reloj. Dentro del matutino se incluían varias copias de un panfleto contra José Guadarrama.
Con pulcritud, el texto recopila una serie de señalamientos contra el ex priista que han sido publicados en MILENIO Hidalgo y en MILENIO Semanal, entrelazados con comentarios de preocupación de que alguien como él, acusado hasta de asesinato, represente a los hidalguenses.
Lo que no saben los promotores de estas realidades paralelas es que la gente ya no se chupa el dedo. Que sabe identificar cuando tratan de tomarle el pelo.
Parecen que no han aprendido la lección de que atacar engrandece al oponente.

uriel.rodriguez@hgo.milenio.com

Anuncios

Written by Uriel

24/04/2006 a 12:33 am

Publicado en Tinta china

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: