Urielo 0.5

Seguro pero cosquilludo

Que no politicemos tanto

leave a comment »

Perdone la paranoia, querido lector, pero ¿ha notado el gusto de los políticos por decir que quien politiza los problemas trata de manipular la realidad?

La última gran petición para que no se politice una discusión salió del director de la Comisión de Aguas y Alcantarillado de Servicios Intermunicipales, Alejandro Sánchez, el más reciente heredero de otra de las familias dueñas de Hidalgo, los Sánchez Vite, que está incorporado en la burocracia del estado.
El funcionario en cuestión tiene un catálogo extensísimo de excusas para explicar por qué demonios se quedan sin agua 50 colonias en Pachuca. Los argumentos van desde los obvio (el material con el que se construyeron los acueductos es el mejor, por lo tanto alguien de los anteriores gobiernos se robó el dinero contratando a una empresa para que hiciera su trabajo a medias) y hasta los sofisticados, que implican detalles técnicos sobre el bombeo, la presión, la altura, entre otros.
Al final de todas las excusas, el agua escasea. Si durante un par de días cae de nuestra regadera, es posible que al tercero ya no y se mantenga así durante una semana entera.
De hecho, son tantos los problemas que hay al respecto, que el propio Alejandro Sánchez acaba de aceptar que el abasto en la capital de Hidalgo podrían quedar resuelto en mayo. Así se lo confesó a un reportero de este diario. Sin ruborizarse ni sentirse mal.
Sin embargo, bastó que un oportunista regidor de oposición anunciara que pondrá en marcha una investigación a fondo para confirmar los casos de corrupción, desvíos y burocracia en Caasim para que Sánchez exigiera que ¡no se politice el tema del agua, esbirros del caos y la ingobernabilidad!
La dedicación de Sánchez para perseguir a los deudores de pago, contratando a un despacho para que recupere la cartera vencida de la comisión, es una idea loable, siempre y cuando caigan los peces gordos, esos que riegan sus campos de entrenamiento y cocinan los alimentos de sus exclusivos restaurantes con agua que no pagan.
Lo curioso de toda esta paranoia es que, para no politizar los grandes temas de la sociedad, el gobierno del estado le da vida artificial a un club, al estilo de los Búfalos Mojados de Piedradura, que presume de ser un consejero ciudadano. Claro, tan independiente y preclaro como su titular, un priista de cepa que juega a influir en una mano de póquer que está echada y todo mundo sabe quién la ganará. Sin politizarse, por supuesto.

Gotas traicioneras

Esta columna se une a las dudas del Templo Mayor de Reforma, que el viernes pasado se preguntaba si los 11 gobernadores priistas que acudieron al arranque de campaña de Bob Trompoda (Patricio dixit) habían pedido permiso para ausentarse de sus labores, “con todo y su equipo de logística”, según reportó F. Bartolomé.
Entre los distinguidos tricolores estaba Miguel Osorio, nuestro querido gobernador, quien en primera fila abrazó y vitoreó al ex líder nacional del Revolucionario Institucional, quien acababa de rendir pleitesías al mártir sin corona (ni méritos) de la gran familia tricolor.
Si como sospecha Fray, Osorio y sus cuates se fueron de pinta el viernes, pues no debe un día de salario.
Por cierto, ¿nuestro sonriente gobernador ya se habrá dado cuenta que es una obligación moral para los políticos hacer pública su declaración de bienes? Igual y la suya nos la da a conocer cuando cumpla un año de gobierno. ¿O hasta el segundo?

uriel.rodriguez@hgo.milenio.com

Anuncios

Written by Uriel

23/01/2006 a 1:53 am

Publicado en Tinta china

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: