Urielo 0.5

Seguro pero cosquilludo

Sí se puede hacer peor

leave a comment »

Siempre que te pregunto/que cuándo, cómo y dónde
tú siempre me respondes/“quizás, quizás, quizás”
Osvaldo Farrés

¿Quién financia las campañas de los políticos en Hidalgo? La pregunta recuerda el permanente debate sobre dinero y política, dos elementos de la vida moderna que se traen como cargas opuestas, pero con un solo fin: el poder.
Si como enseñan en las clases de ciencia política, Max Weber escribió que los poderes sociales se diferencian por la manera en la que se basan para inducir conductas, el dinero y la política son dos durísimas palancas, la de los recursos económicos y la fuerza institucional.
Weber sostiene que esta combinación ha permitido el nacimiento del estado moderno, tal y como lo conocemos ahora, aunque no incorpora (no tiene por qué hacerlo) el concepto de la transparencia.
Y es que este ítem cuesta trabajo a todos. El viernes entró en vigor la segunda normatividad al respecto en Jalisco y ninguna de las dependencias del gobierno de Francisco Ramírez Acuña, mucho menos los municipios, cumplieron con el mínimo de requisitos que los artículos 13 y 15 les exige en el tema de “información mínima”.
Según la información de Público MILENIO de Guadalajara, “el Instituto de Transparencia e Información Pública; los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial; la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) y el Instituto Electoral del Estado de Jalisco (IEEJ); los ayuntamientos de la zona metropolitana de Guadalajara, y la Universidad de Guadalajara (UdeG), incumplieron con difundir la ‘información fundamental’ a la que desde ayer (viernes) están obligados a publicar en las páginas de internet con que cuentan.
No está de más que la gente en Hidalgo que analiza los detalles de su propuesta de ley de transparencia y acceso a la información pública revise el caso de Jalisco, único en el país debido a la falta de voluntad del gobierno para abrirse al escrutinio público.
Así como en Hidalgo, donde no podemos saber cuáles son las propiedades de Miguel Osorio “por razones de seguridad”.
Si se esmeran, la pueden hacer peor. Que tal y un día sabemos quien está detrás de los candidatos.

Gotas traicioneras

Lo que es que Martha Gutiérrez, la coordinadora de comunicación social estatal, no le haya aprendido nada al entrañable Luis Kaim. Ni por ósmosis.
Leo el boletín 160 de gobierno del estado y deduzco que el corrector de estilo descansa los sábados.
Porque es natural que Miguel Osorio no sepa ni por casualidad lo que es la sintaxis del español, pero en la oficina de Marthita deberían echarle una mano. Estimado lector, disfrute la siguiente cita del gobernador, una joya léxico-política del siglo 21:
“Lo que hoy consideramos es que podamos colocar programas y acciones a partir de la Cámara de la Unión (sic), hay un compromiso serio por parte de ellos; de ahí emanará el próximo presupuesto federal, así que tengo confianza en ello”.
Ahora entendemos acá en la oficina porque luego invitan a inauguraciones y después dicen que nada más se trata de banderazos de salida de la segunda de 25 etapas. Pura demagogia. Mal redactada, por supuesto.

uriel.rodriguez@hgo.milenio.com

Anuncios

Written by Uriel

26/09/2005 a 1:02 am

Publicado en Tinta china

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: