Urielo 0.5

Seguro pero cosquilludo

Mucha opacidad

leave a comment »

Urge que se le quite al gobierno el tema de la transparencia. Es casi imposible despojar a los diputados también de la discusión de la rendición de cuentas, debido a que son los únicos con las facultades constitucionales para validar una norma o ley.
Porque si los políticos en la administración pública siguen entorpeciendo la discusión terminaremos por comer un estofado hecho a la medida de sus complicidades. Eso sería una grave a error para la sociedad. Una ley de acceso a la información gubernamental, en la que se incluya a todo aquel ente que viva del financiamiento tributario, incluidos los partidos políticos, debe ser diseñada para respondernos, no para que la gente en el poder se cubra la espalda.
Sólo así podríamos estar en condiciones de hablar de una legislación ciudadana, por su inspiración, aunque no por su puesta en funcionamiento.
Si bien hasta ahora han sido los gobiernos lo que promueven las reglas para introducir una serie de valores políticos y operativos que permitan la revisión de cuentas, las características de opacidad que se viven por estas coordenadas hacen pensar que ni ley ni transparencia ni nada que se le parezca. Sabemos que el actual gobierno estatal no tiene una propuesta propia sobre el tema, pero todo indica que pasará mucho tiempo, por lo menos dos años, dicen los expertos, para que veamos la susodicha reglamentación.
Los signos y diagnósticos de la turbulencia van cayendo uno a uno. Primero, el contralor Ramón Ramírez argumenta que es peligroso hacer público el patrimonio de su jefe Miguel Osorio, quien semanas antes fue expuesto como un beneficiario del oscuro sistema universitario del estado para obtener el título de Abogado, sin que haya pisado las aulas para licenciarse. Hasta ahora no sabemos qué pertenencias tiene el gobernador.
Poco después, aparece el chequesgate, una interesantísima estrategia para repartir un jugoso bono sexenal entre una serie de funcionarios, muchos de ellos aún vigentes en el poder estatal. Paradójicamente, el alcalde Alberto Meléndez fue premiado hace unos días por “la transparencia” de su administración. Sin embargo, no ha querido decir si de verdad recibió un cheque a su nombre ni cómo invirtió las ganancias.
Más cerca de nosotros, los diputados locales aprueban duplicar la deuda pública del estado, sin siquiera tener un listado preciso de cómo se invertirán mil 250 millones de pesos. El fondo ya casi lo tiene en la bolsa Nubia Mayorga y en el discurso se habla de obras de infraestructura, ¿pero se atreverán a hacer pública una lista precisa de dónde, cuánto y desde cuándo se invertirá ese dinero? Muchos esperamos que sí.
Sería muy alentador tener información exacta de las licitaciones que se abran para esas obras. Especialmente después de leer el informe de CEI Consulting & Research, firma mexicana especializada en transparencia gubernamental, que pone a nuestro querido Hidalgo como la entidad en donde los empresarios pequeños y medianos deben enfrentarse a más corrupción. Estamos en el tercer escalón de las entidades con mayor propensión a los fraudes empresariales, según un muestreo a 39 compañías locales, mismo que se puede descargar desde http://www.cieconsulting.com/Reporte-PyMES.pdf.
Quieran o no los señores secretarios, esos que presumen todos los días de las toneladas de empleos que traen al estado, la realidad es que la corrupción está tan arraigada en el gobierno que eso de la transparencia está muy opaco.

uriel.rodriguez@hgo.milenio.com

Anuncios

Written by Uriel

15/08/2005 a 1:32 am

Publicado en Tinta china

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: