Urielo 0.5

Seguro pero cosquilludo

Pendientes legislativos

leave a comment »

Some people drink Pepsi, some people drink Coke;
the wacky morning DJ says democracy’s a joke.
John McCrea, “Comfort Eagle”

Una vez que los diputados locales han terminado su primer periodo ordinario de sesiones, el tema de la revitalizada deuda pública ha quedado en segundo lugar.
Metidos en las grillas internas para las designaciones de candidatos a alcaldes, los partidos políticos de oposición han dejado pasar la que podría ser la agenda estatal de mayor envergadura, debido a sus implicaciones financieras de largo plazo y la sustentabilidad de un estado deprimido en su economía.
Alguien podría explicar este desinterés de la oposición a su escasa fuerza en el Poder Legislativo. Se pondrán de cabeza, pero el PRI domina el trabajo en el Congreso del estado. Sin embargo, su apatía para ir a fondo en el esclarecimiento de los presuntos desvíos desde la Secretaría de Finanzas muestra que, contrario al discurso, la vocación de muchos legisladores sólo es aprovechar la coyuntura para ganar indulgencias y mantenerse vigentes en la plácida escena política estatal.
Quizá para algunos, incluida Nubia Mayorga, el chequesgate no pasará de ser una complicada bienvenida. Los dóciles diputados han aprobado la cuenta pública del último año de gobierno de Manuel Ángel Núñez Soto sin siquiera despeinarse.
Pero enfrente tienen un problema que requerirá de todo su esfuerzo, por lo menos si quieres desquitar dignamente su sueldo como diputados: con mil 250 millones de pesos en cartera, gracias a la contratación de un préstamo, ¿cómo se gastará ese dinero, en qué obras, en qué fechas?
Hasta ahora, y a pesar del compromiso del priista Alberto Narváez, la información relacionada con esas preguntas es tan genérica que dicen nada.
Los diputados deben tener en cuenta que Miguel Osorio no es el tecnócrata que sí fue su predecesor, por lo que el riesgo de que ese dinero se pierda en una marejada de ocultos apoyos políticos es muy factible. Así le ha gustado trabajar al gobernador desde siempre. Con el dinero por delante.

Gotas traicioneras, vía e-mail

El tan publicitado servicio de emergencia 066 es, para variar, otra de las fallas del gobierno. En dos ocasiones en menos de una semana he sido testigo de su ineficacia. El sábado 23 ocurrió un accidente en el que un microbús se volteó por –también cosa rara– la imprudencia y estúpida necedad de los choferes de correr por el pasaje. Luego del percance, en múltiples ocasiones marcamos algunos otros testigos y su servidor al dichoso número de emergencia en el que, desde luego, jamás contestaron.
La segunda vez, el jueves, en el que una trabajadora de una guardería ubicada en el fraccionamiento Constitución sufrió una caída que le provocó perdida de conocimiento, por lo que se solicitó ayuda médica al referido número en el cual, de nueva cuenta, no contestaron. Si es un número para emergencias, ¿no debería haber permanentemente una persona de guardia?
Otra: ojalá el alcalde de Pachuca vaya a dar una vuelta en su auto por la calle Emiliano Zapata, junto a la Prepa 3, para ver si puede manejar esquivando los numerosos baches y evitar chocar con los otros vehículos que intentan lo mismo. Alberto Briones: albrioncaballero@yahoo.com.mx.

uriel.rodriguez@hgo.milenio.com

Anuncios

Written by Uriel

01/08/2005 a 1:00 am

Publicado en Tinta china

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: