Urielo 0.5

Seguro pero cosquilludo

La virtud de los diferentes

with 2 comments

El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad.
Víctor Hugo

A un año de que MILENIO Hidalgo naciera, su mejor carta de presentación ha sido la diferencia. De criterios a la hora de elegir la información, de jerarquizar las notas, incluso de hacer entradas y pedir los encuadres de las fotos.
Sutiles diferencias que, aderezadas con la mejor de las intenciones y la dedicación casi sobrehumana de diseñadores, fotógrafos, reporteros, impresores y distribuidores, este diario ha enaltecido el quehacer del periodismo en Hidalgo.
Y a pesar de que, como dice el refrán, “elogio en boca propia es vituperio”, en las entrañas de este diario nos sentimos orgullosos de lo que hemos logrado con un poco de talento y mucho esfuerzo.
Durante un año de vida, en MILENIO Hidalgo hemos aprendido lo valiosa que es la disciplina de pasar toda la información que cae en nuestras manos por el tamiz de la responsabilidad social, y gracias a muchos errores, nos reconstruimos todos los días en el compromiso con nuestros lectores de materializar la realidad, lo más verosímil posible. Porque como alguna ocasión nos enseñara Carlos Marín a un grupo de reporteros novatos que iniciábamos con MILENIO Diario, la materia prima de los diarios es la verosimilitud, no la absurda verdad que mucho pregonan a través de elogios comprados y pugnas baratas que en el fondo sólo buscan que algunas monedas caigan a sus manos.
Por eso en MILENIO Hidalgo no presumimos de objetividad. Ese es un supuesto valor que sólo sabe aplicar Dios, si es que existe. Yo prefiero hablar del balance de la naturaleza. Igual en nuestra información, porque nuestro empeño ha sido, por lo menos eso lo sé desde el 16 de julio de 2004, mi primer día en esta redacción, que todas los voces involucradas en una información son escuchadas y atendidas por quienes escriben en nuestras páginas.
Por eso nadie puede regatearle mérito al trabajo de Andrés Torres o Ricardo Montoya, mucho menos al de Florentino Peralta o el de Oscar Medina. Todos están comprometidos con la trascendencia de la información, con las mejores notas. No se trata del trabajo fácil, del chacaleo barato que todo mundo trae y que, en otros sitios, se va directo a la portada.
Esa es la virtud de ser diferentes. Cuando no se piensa igual, lo que para unos es habitual, para otros es noticia. Es como una tarde que el bambi Torres nos contó de una red en el gobierno estatal que, desde la Secretaría de Finanzas, descontaba cinco por ciento de su sueldo a los trabajadores de confianza a través de una supuesta donación (sí, otra) voluntaria para favorecer al partidazo en el que todos ganan.
Todo mundo, según Torres, sabía de los descuentos, pero por supuesto, nadie lo había publicado. En este diario fue de primera plana y varios funcionarios se enojaron y patalearon, e incluso se negaron a dar su versión. Como sucede con mucha regularidad con quienes se saben descubiertos.
Así es la realidad. Ahí está golpeándonos la cara todo el tiempo. Pero falta que haya alguien que quiera hacerlo público, que se anime a señalar. Esa es la virtud de los diferentes. Ojalá que muchos se esforzaran por intentar ser distintos una vez en su vida, para dejar de depender de su pasado. Ojalá que no fuéramos los únicos en presumir que nos esforzamos en pensar distinto. Pero pensar es, en ocasiones, lo más difícil y como dirían los cínicos, sólo Albert Einstein pensaba.

uriel.rodriguez@hgo.milenio.com

Anuncios

Written by Uriel

01/04/2005 a 1:01 am

Publicado en Tinta china

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. permítame no ponerme de pie por su texto de hoy. no sólo es vituperio sino que la alabanza es totalmente gratuita y, como sucede casi siempre que uno se autoalaba, es desproprocionada. ¿no le parece que palabras como enaltecer pertenecen al más rancio lenguaje priísta? ¿y no cree que ese elogio debía haberlo pronunciado un lector, no quien hace el diario? una de las cosas que más afectan a los periódicos mexicanos es su autocomplacencia. no siga ese camino

    discúlpeme

    08/04/2005 at 12:38 am

  2. Sin duda y asumo la crítica con humildad, en especial porque se trata de un texto embriagado de felicidad.–>

    Tinta China

    08/04/2005 at 7:33 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: