Urielo 0.5

Seguro pero cosquilludo

Trabajar para el mismo patrón

leave a comment »

La política es el paraíso de los charlatanes
George Bernard Shaw

Qué difícil debe ser para los priistas, para un gobierno como el que iniciará Miguel Osorio el 1 de abril, tener un Congreso como el que lo acompañara durante los primeros tres años de su gobierno.
Un grupo de diputados venidos a consorte político, entrenado para proteger los intereses de la elite en el poder: desde negocios y donaciones a dueños de equipos de futbol, hasta las aspiraciones ridículas de un gobernador que pretende ganar la candidatura presidencial de su partido, financiadas, por supuesto, por esos mismos empresarios beneficiados por la corrupción e ilegalidad en la que vive Hidalgo.
Y será difícil porque, a pesar de lo que se diga en el discurso, el trabajo de la abrumadora e ilegal mayoría priista será responsabilidad de Osorio, de la misma manera cómo el entrenador se hace cargo de sus especimenes.
Porque es claro que los diputados de la 59 Legislatura no representan ni a su sombra. Tal vez gestionen una obrita por aquí, otra por allá. Sin embargo, las reformas trascendentales para limitar el control del dinero público, por poner un ejemplo urgente, no las veremos.
Y es que los miembros del Consejo Electoral del Instituto Estatal Electoral, incluido José Luis Lima Morales, su inmaculado presidente y quien no pierde oportunidad de entrevistarse con medio de comunicación cualquiera para presumir la pureza de la decisiones del órgano que encabeza, se olvidó que los diputados deben contrarrestar el poder ejecutivo de un estado. Más aun cuando se trata de uno como Hidalgo, llenó de arbitrariedades y corrupción, y a la vista de cualquiera.
Los consejeros del IEE decidieron olvidar su compromiso de transparencia y compromiso social para, quién sabe a qué costo, truquear la ley, interpretarla a gusto del cliente, e impedir que los partidos de oposición consiguieran los espacios que, gracias a una filosofía trascendental en el derecho electoral mexicano, ha dado voz a aquellos que no consiguen cautivar al electorado, ya sea por falta de dinero o porque, como en Hidalgo, el aparato oficial trabaja con todo, literalmente, en impulsar a sus candidatos.
Da pena ajena la decisión del IEE. Tiran por la borda todo su esfuerzo para probar que su desempeño no beneficia al PRI. Sin embargo, como panistas y perredistas dijeron a cada momento durante los últimos tres meses, los consejeros electorales y los burócratas le deben la papa al mismo patrón.

Gotas traicioneras

La abstención de Dulce Olivia Fosado a momento de votar la entrega de los escaños plurinominales al PRI y Verde Ecologista trascenderá como una de las varias evidencias que demuestran que el resto de los consejeros electorales trabajaron por consigna.
A pesar de que la única mujer en el Consejo Electoral ha sido menospreciada por muchos políticos, algunos con menos discreción que otros, evitar que la entrega del Congreso al PRI fuera respaldada unánimemente la coloca en un pedestal de distinción. En un sitio de dignidad y responsabilidad política que, con seguridad, le dará frutos entre los partidos de oposición, quienes la impulsaron para llegar al Instituto Estatal Electoral.

uriel.rodriguez@hgo.milenio.com

Anuncios

Written by Uriel

25/03/2005 a 3:37 am

Publicado en Tinta china

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: